¿Seguridad nuclear o cartel atómico?


LISTIN DIARIO - 4/23/2010
Manolo Pichardo

El presidente estadounidense Barack Obama convocó una cumbre sobre seguridad nuclear en Washington a la que asistieron 47 países. El encuentro tenía como propósito, según el convocante, detener la proliferación de armas atómicas e impedir que uranio enriquecido y plutonio caigan en manos de terroristas. Semanas antes se había reunido con su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, para firmar un tratado de reducción de armas nucleares.

A estos eventos le precedieron disposiciones presidenciales de cierre de las cárceles en Guantánamo y la reducción de tropas gringas en Irak, país que sufre una violenta ocupación militar que ha cobrado más de 600 mil vidas a pesar de que el mundo sabe que la excusa para la invasión fue una vulgar mentira que la impunidad encubre, pero que la historia, a su tiempo, pondrá en su lugar.

El Nobel preventivo quizá haya obligado al mulato presidente a forzar una agenda llena de “escaramuzas” y pantomimas que justifiquen el galardón, porque en la práctica nada ha sido efectivo ni parece lo será, pues las cosas siguen como están o empeoran: más tropas se anuncian para Afganistán, lo de Guantánamo no pasa de palabras y todo el cuento de la reducción del arsenal atómico y la no proliferación de armas de este tipo, no busca más que crear un cartel de países aliados para mantener el monopolio nuclear con las armas existentes y la asistencia a países que quieran hacer uso de este recurso con fines “pacíficos”.

Según expertos, Israel y Pakistán, países que se niegan a firmar el tratado de no proliferación de armas nucleares, trabajan en el incremento de su conocido arsenal, pero como son aliados del liderazgo inexpugnable de occidente, contra ellos no se ejerce ningún tipo de presión, en cambio Irán, que no posee de las armas que se pretenden reducir, que ha firmado el tratado de no proliferación de armas nucleares, sino que ha anunciado el desarrollo de tecnología de enriquecimiento de uranio para el uso de energía con fines pacíficos, está siendo hostigada para que se someta a los dictámenes del liderazgo de este cartel que tiene el 90 por ciento de las armas atómicas que existen y el temible privilegio de ser el único de contar con el estómago de ponerlas a prueba para ver si, en efecto, mataban como en teoría se pensaba.





vea tambien:

Related Posts with Thumbnails