Por conviccion propia.


Obed Pichardo.-

Mientras algunos organismos del estado y de la sociedad civil tratan de reinventar cada día diversas formas de evitar que la colectividad dominicana continúe en franco deterioro, otras se movilizan de manera ardua y se apresuran a meter en la conciencia de los ciudadanos la falta de civismo, buscando alejar a las generaciones nuevas de sus deberes constitucionales; las exhibiciones desafiantes de un grupo de agitadores vestidos con camisetas negras con enormes letras que rezan: ¨ NO VOTES ¨ son un ejemplo funesto de la mentalidad de un grupo de individuos que al parecer solo buscan salir del anonimato sin importar llevar al pueblo llano y joven a la confusión total, a vivir en anarquía y, por consiguiente a faltar a sus deberes como ciudadanos; la población tiene el derecho libérrimo de hacer como guste en los procesos electorales, cada individuo tiene la libertad constitucional de ejercer o no su voto en cada certamen electoral; pero, ¿quien le da el derecho a estos desfasados de influir negativamente en la conciencia de los hombres y las mujeres que buscan elegir a los que llevan las riendas del estado dominicano escogiendo libremente dentro de una diversa gama de ofertas políticas? A lo que deben estar llamando este clan de inciviles, es a votar con un voto bien analizado y sin ningún tipo de fanatismo político, porque hasta las Sagradas Escrituras nos dan las pautas para cumplir con nuestros deberes como ciudadanos civilizados; así que, dominicanos, a votar todos, aunque ya nos hayan decepcionado en incontables ocasiones, sentiremos la satisfacción del deber cumplido, y si alguno no lo hiciere, que sea por convicción propia; pero no contribuyamos nosotros a que nuestra sociedad sea cada vez mas imperfecta, defectuosa, incompleta… asimétrica.

Hasta el próximo comentario.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails