El Roedor


Por: Aristófanes Urbáez
03-10-09 LISTIN DIARIO

El dia de hoy encontramos la dedicacion de una parte de su articulo al problema de Honduras, veamos:

Un general Æ de la FAD que estudió en EEUU y Honduras, me confesó que ese país, con sus matices, es una especie de RD de 1963, donde diez familias son la clase política, controlan los militares y gozan de todos los privilegios pero carecen de criterio político. No está demás el editorial de don Rafael Herrera a los golpistas de aquí el 26 de septiembre del 1963 (tomado de S. Herasme, a.u.): “Estos hombres han cometido un acto claramente ilegal. Han irrumpido violentamente el orden jurídico dominicano.

Han desmoronado la Constitución, base y principio de ese orden jurídico. Y en su lugar han establecido otro, valiéndose de la fuerza. Eso es dicho, pura y llanamente, lo que ha sucedido. Negarlo sería pueril. Hay casos, sin embargo, en que puede justificarse esa irrupción violenta de los derechos... se justifican (ellos, a.u.) en el manifiesto que dirigieron al pueblo, después de contraer su aterradora responsabilidad”.

El editorial es largo y exhaustivo, pero esta síntesis basta para el símil. En escritos posteriores (Grimaldi: “Golpe y Revolución”), Bosch dice con palabras premonitorias que esa equivocación de los golpistas y de EEUU, desataría fuerzas que ellos creyeron que permanecerían dormidas, pero que el pueblo se cobraría esa ofensa.

¡Y fue lo que pasó en el 1965! Además, Bosch escribió en 1981 algo que los golpistas hondureños no pudieron haber leído: que los centroamericanos tienen iguales sentimientos no sólo por la lengua, sino porque son pueblos bañados por los mismos mares, por experiencias culturales y políticas comunes; que esos pueblos pertenecieron a la Capitanía General de Guatemala y se independizaron para la misma fecha; que políticamente son solidarios porque cuando el aventurero William Walker se apoderó de Nicaragua y se declaró presidente, fue combatido por guatemaltecos, salvadoreños, ticos y hondureños.

Así que el “expediente Chávez”, de ahora, no lo cree el 90% como dice Micheletti, sino menos del 5% de los hondureños. Pero en iguales términos se expresó en el país la directora de la Escuela Sociología de la Universidad Autónoma de Honduras, cuando dijo que el golpe (los argumentos “pueriles’ trajeron la dictadura) despertaron fuerzas que no se dormirán jamás, cosa que no estaba en los planes de los gorilas y los Negroponte.

Aseguró que Honduras no había vivido, ni siquiera cuando las guerras de la región, una situación que creara tanta conciencia y contradicciones hasta entre los mismos sectores golpistas. Muera o no Zelaya, el 97% de los hondureños seguirá su lucha y los Micheletti serán barridos porque se creyeron dueños de Honduras, de la conciencia y sueños de ese pueblo, que ahora tiene derecho a todo, incluida la guerrilla y la rebelión.

Cueste o no sangre, una nueva Honduras menos desigual está naciendo. Sólo un imbécil como Micheletti puede creer el que habrá “gobierno legítimo” si él renuncia ahora y Mel Zelaya gobierna por unos días. ¡Toma 15 día y ya! No, como dijo el editorial de Herrera en 1963, lo único que los salvaría es que cubran todas las necesidades del pueblo mediante una “democracia participativa”, y eso no puede ser porque el golpe fue, precisamente, para frenar los cambios y ese tipo de democracia.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails