De nuevo bajo la sombrilla del FMI

Ramón Nuñez Ramirez
CLAVE DIGITAL, martes, 25 de agosto de 2009,

En artículos recientes publicados en este medio( “¿ Es necesario un acuerdo con el FMI?” el 9/6/09 y “Política fiscal, sector privado y reactivación” el 19/5/09)tratamos de explicar las ventajas de un acuerdo con el FMI, pero en ese momento el Presidente planteó que dicho acuerdo era una especie de “plan b” ya que había la posibilidad de acceder a los mercados de capitales y colocar US$1,000 millones en bonos soberanos, lo cual era factible, pero el factor tiempo atentaba contra el imperativo de obtener recursos frescos y por ello el Presidente debió reconsiderar la posibilidad de un nuevo acuerdo con el FMI.Desde ayer lunes 24 de agosto técnicos del BC y Hacienda cotejan cifras con sus pares del FMI y el miércoles se producirá la primera reunión del Gobernador Valdez Albizu y el Secretario Bengoa con los mas altos funcionarios del FMI para dar los toques finales a un acuerdo stand-by.Inmediatamente estalló la crisis financiera y la economía global comenzó a dar síntomas de entrar a la recesión mas grave desde la segunda guerra mundial, cambiaron los paradigmas, se comenzaron a recetar fuertes estímulos fiscales y monetarios en todos los países del G-20 y se acordó aumentar los recursos a disposición del FMI para que contribuyera a canalizarlo a los países con poca capacidad fiscal para estimular sus respectivas economías.De un FMI cuya principal receta era una estricta disciplina fiscal y monetaria, pasamos a un organismo que esta urgiendo a los gobiernos a gastar mas y para contribuir a ello estableció la FCL(Flexible Credit Line)que permitió a México acceder a US$47 billones, Colombia con US$10.5, Polonia con US$20.5 millones, mientras El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Honduras han firmado este año acuerdos stand-by precautorios con muy bajas condicionalidades.Recientemente el FMI aprobó una asignación general de derechos especiales de giro(DEG)por un monto de US$250,000 millones para complementar las reservas de los países miembros, efectivo al 28 de agosto, también entró en vigencia la cuarta enmienda que contempla otra asignación especial de DEG efectiva al 9 de septiembre. Por ambas RD recibirá 177.2 millones en DEG, aproximadamente US$275.3 millones, para incrementar sus reservas internacionales.En un escenario de baja inflación y desaceleración de la actividad económica la Administración Monetaria inició desde el primero de enero la aplicación de una serie de medidas dirigidas a reducir la tasa de interés e incrementar el crédito bancario al sector privado, con un éxito tal que las tasas se han desplomado en promedio en 7.8 puntos porcentuales y el crédito se ha incrementado en RD$14,298 millones entre el primero de abril y el 7 de agosto.Una política monetaria flexible no puede asumir el peso total de la reactivación y es imprescindible una política fiscal contra-cíclica, sin embargo frente a la caída de las recaudaciones esto solo es posible con recursos externos, cuyo desembolso, especialmente de los organismos multilaterales, dependen en gran medida de un acuerdo con el FMI.Un acuerdo con el FMI presentaría bajas condicionalidades, podría permitir al SPNF un déficit cercano al 3.3% financiado con recursos externos, de seguro insistiría en la continuidad de las reforma financiera y de la administración fiscal y el cumplimiento de metas macroeconómicas de relativa facilidad para las autoridades.A pesar de los meses perdidos la decisión del Presidente de firmar con el FMI en estos momentos es atinada, permitirá al país recibir varios cientos de millones de dólares para reactivar la inversión publica y los programas sociales, va a mejorar las expectativas de los agentes económicos, reducir la clasificación riesgo-país y facilitaría volver a los mercados de capitales en mejores condiciones.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails