No todos los que están en el PLD son peledeístas


Por Jacobo Colón
Con la apertura del Partido de la Liberación Dominicana se ha producido el que existan varias clases de compañeros, los cuales son muy diferentes atendiendo a sus características, forma de pensar y actuar.
Primero tenemos al compañero que se ha quedado en el pasado, este vive recordando como eran los círculos de estudios, los sacrificios que había que hacer para alcanzar la condición de miembro.
El esfuerzo de tener que ir a la bomba de los mina, en nuestro caso, con una cajita color morado a pedirle a los dueños de vehículos un pequeño aporte para el sostenimiento del partido.
Estos viven recordando en cada momento cada una de las palabras de Juan Bosch en cada uno de sus discursos, los malabares que tenían que hacer para buscar cotizantes que aportaran una cuota mensual. El hecho de que el secretario general del círculo de estudio le pidiera cuenta de la colocación del periódico Vanguardia del pueblo, y lo examine de lo aprendido y leído en los folletos de formación. Narran anécdotas de los esfuerzos concentrados, los viajes a los diferentes Municipios a formar CTP, o comité de trabajos peledeistas, de cómo había que ir a cuidar la casa nacional. Estos compañeros se han quedado anhelando que esos tiempos vuelvan, a veces quien suscribe también, pero la realidad es diferente, lamentablemente esos tiempos no volverán. En el segundo grupo están los compañeros que se han adaptado mentalmente a los nuevos aires de cambios, olvidándose totalmente de lo aprendido en los círculos de estudios, los esfuerzos concentrados, y todo lo que hacíamos en el partido, no lo recuerdan, ni lo practican, muchos hasta deseaban que esta realidad cambiara, ahora es más fácil para ellos ser Peledeista. La crítica en los organismos ha desaparecido, ¿Cómo criticar en los organismos, si ni siquiera estos se reúnen periódicamente, como era costumbre en los viejos tiempos? ¿A quien llevar una queja, una sana o no tan sana crítica, si los compañeros y compañeras ya no tenemos un espacio para ser escuchados? Aunque en lo personal estoy muy de acuerdo con que estas deban canalizarse en sus respectivos Intermedios, pero el de quien suscribe tiene mas de cuatro meses que no se reúne. La mayoría de los compañeros de los que “mentalmente se han adaptado”, se han dejado impregnar el pragmatismo, la mentalidad, y las malas artes de los que han llegado de otros litorales políticos. Pero a este grupo hay que reconocerle la franqueza con que se manejan, no se escudan en viejas historias, actúan de forma descarada pero de cara al sol, tienen un concepto errado de la política como una mera forma de conseguir un empleo o hacerse rico, pero no mienten, todos sabemos lo que son, pero los aceptamos de buena forma porque son necesarios para llegar al poder o mantenernos en el. En el Tercer grupo, tenemos a los compañeros con doble actuación o mas claramente tienen una doble moral, estos tienen una combinación mixta en su forma de actuar. Se manejan con una sapiencia digna de un actor de Hollywood, por un lado son todo el peledeismo de cuadro, seguidores de los métodos de trabajos, amantes de las enseñanzas del Profesor Juan Bosch, de la cual hablan en todo momento, estos son los mas serios de todos, los mas preparados políticamente, los peledeistas moralistas, viven recordando sus tiempos de sacrificios partidarios, y pasando factura a los que no se esforzaron tanto como ellos en el pasado. A estos cuando le conviene ser del primer grupo lo utilizan para agenciarse adeptos de esos miembros, cuando quieren sacar algún beneficio actúan como del segundo grupo, son como el camaleón, cambian de color aunque sea a lo interno siempre y cuando le convenga. De estos tenemos que cuidarnos, son más inteligentes, más astutos, más crueles. Se saben manejar, se saben mercadear, se saben vender, porque son moralistas a ultranzas desde el punto de vista teórico, pero en la practica hacen todo lo contrario, a los de este grupo están los mas difícil de enfrentar, son como dice la sapiencia de nuestros abuelos, como la gatita de Maria Ramos, que tiran la piedra y esconden la mano. Pero no todo esta perdido, gracias a Dios en el PLD contamos con compañeros valiosos, que han sabido llevar las enseñanzas del maestro a su vida personal y política, esos son incorruptibles, la ética es su norte, la moral su coraza. Estos han asimilado las doctrinas antiguas de los círculos de estudios, han aprendido de los esfuerzos de los miembros, han hecho realidad en su vida el sueño de Juan Bosch, ser continuadores de la obra de los padres de la patria, viven lo que predican y predican lo que viven. Por esto no me ha sorprendido el gran homenaje nacional que el pueblo le han brindado a Miguel Coco, no me sorprende los buenos y valiosos recuerdos de Norge Botello, la honra de Ramón Andrés Blanco Fernández, Bido Medina y cientos de peledeistas auténticos. Como no mencionar a alguien de mi circunscripción que casi no se menciona en estos medios, secretario general de mi círculo de estudio en el año 1987, peledeista humilde y honesto a carta cabal, como lo es el compañero Víctor Ramírez. Y así puedo seguir mencionando cientos y cientos de compañeros valiosísimos, que merecen nuestra estima y consideración, Boschistas, que predican con el ejemplo. Que bueno sería que los miembros de este partido hagamos un análisis introspectivo y veamos en que grupo estamos, todavía estamos a tiempo de tomar otro rumbo, este partido sigue y seguirá siendo por muchos años, la esperanza de construir un país mejor, como lo soñaron los padres de la patria, y lo concibió el mas puro, honesto y desprendido político de toda la historia, JUAN BOSCH.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails