Alarma amarilla en China



En la imagen, Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China.

Jesús Martín


REVISTA MERCADO 01/06/09



La potencia asiática garantizaba su estabilidad financiera comprando dólares y bonos del Tesoro norteamericano. Pero China ya ha advertido a Estados Unidos que debe aumentar el rendimiento de sus bonos
La potencia asiática garantizaba su estabilidad financiera comprando dólares y bonos del Tesoro norteamericano. Pero China ya ha advertido a Estados Unidos que debe aumentar el rendimiento de sus bonos, porque el valor de las reservas chinas desciende y la crisis amenaza la paz social de Pekín.
China ha pedido a Estados Unidos que mejore las tasas de interés de sus bonos para preservar el valor de sus reservas. Además, la nación asiática está preocupada por la debilidad del dólar, lo que ha depreciado sus inversiones.
Hasta ahora, los orientales han intervenido en el mercado monetario comprando dólares para limitar el alza de su moneda, el yuan, pues un incremento de su valor haría a la industria china menos competitiva. Pero… ¿pueden los chinos resistir que se deprecien también sus reservas?
Los extranjeros tienen ahora US$2,8 billones en bonos de la deuda del gobierno estadounidense, de los que Japón y China poseen más del 40%. En el último año, China ha incrementado su participación en un 25%, mientras que Japón ha vendido casi otro tanto. La alarma cundiría si China decidiera vender una buena parte de sus dólares y bonos. ¿Qué causaría que tuviera que tomarse esta decisión? Lo ineludible: la necesidad.



Bomba de relojería



El fantasma del paro es una de las mayores preocupaciones del gobierno chino, ya que, unido a la precariedad del sistema de Seguridad Social, el coste de la Educación y de la Sanidad, lo convierten en una bomba de relojería en un país de 1.300 millones de habitantes, que ya tiene un historial revolucionario.
No hay duda de que China tomará una decisión por conveniencia, ponderando sus propios intereses y la supervivencia de su régimen político. He Fan, uno de los miembros más prominentes de la Academia de Ciencias china, manifestó recientemente para el diario China Daily:
China ha acumulado una gran suma de dólares. Y dicha suma, de la cual una parte importante la forman bonos del Tesoro, contribuye a mantener la posición del dólar como una moneda de reserva. Rusia, Suiza y otros países ya han comenzado a reducir sus reservas de dólares. Probablemente, China no seguirá sus pasos si el tipo de cambio del yuan es estable en relación al dólar.
Pero si el yuan se aprecia, el Banco Central chino se verá obligado a vender dólares, lo que podría conducir a una depreciación masiva del dólar.
Las cartas sobre la mesa
Si los mercados financieros occidentales son suficientemente inteligentes para comprender el mensaje chino, las tasas de interés de EE.UU. aumentarán, lo que no ayudará a la recuperación de ese país, sino más bien al contrario.
Cada vez son más los analistas que sostienen que la precaria posición del dólar como moneda de reserva ha sido completamente ignorada. “La ilusión de que la divisa estadounidense es la única deseable a pesar de su excesivo suministro no refleja la realidad”, sostiene un informe de Global Business Review.
Si el poder de compra del dólar cayera, los norteamericanos que fueran a Wal-Mart a hacer sus compras pensarían ante los nuevos precios que escogieron por equivocación una tienda de lujo.
No podrían mantener su actual nivel de vida, lo que repercutiría también en países satélites de su economía, como República Dominicana., con todas sus reservas en dólares.
Piden otra divisa para reservas
El gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, propuso en fechas pasadas que se creara una nueva divisa de reserva multinacional como parte de la reforma del sistema monetario en el mundo.
El objetivo es “crear una divisa que no esté relacionada con naciones individuales y pueda permanecer estable a largo plazo”, explicó Zhou. Además, dijo que los Derechos Especiales de Giro (SDR, sus siglas en inglés) del FMI tienen el potencial para actuar como una divisa de reserva supranacional.
Los nortemericanos han reaccionado de manera tajante afirmando que no permitirán que el dólar sea despojado de su status de moneda de referencia, como lo sugirió Pekín. La estabilidad de su país se pondría en serio riesgo.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails