De México a Kampuchea


Obed Pichardo.-

Han pasado ya varios días de haberse celebrado el proceso de elección interna del Partido de la Liberación Dominicana, en donde fueron electos, aunque muchos de manera cuestionable; los candidatos que terciaran en los comicios del 16 de mayo del año próximo, en ese certamen quedarán electos los cargos municipales y congresuales, que por la modificación a la constitución de la república, estos permanecerán en sus puestos por un periodo de seis años.

El comportamiento vergonzoso de muchos precandidatos en el pasado proceso electoral del PLD, me ha hecho emitir mi opinión personal del asunto; la repartición desenfrenada de dinero entre los votantes peledeistas al parecer toma cada vez mas terreno que las propuestas dirigidas al bienestar de las comunidades, esta guerra de papeletas me hizo recordar la célebre frase que a llevado siempre en la frente un militante peledeísta: Vergüenza Contra Dinero; pero a partir de que el PLD llega al poder y recibe prosélitos de otras fuerzas políticas en sus filas, hemos cambiado esa famosa frase por: Dinero Contra Vergüenza; la formación política que legó el profesor Juan Bosch a este partido parece haberse ido por la letrina, y yo pienso, ¿Qué diría don Juan de este cáncer que está calcomiendo a su partido y que al parecer hará metástasis? Además de la palabra perfidia, que recuerdo perfectamente en el último discurso de campaña pronunciado por el profesor, en lo que era la rotonda de la avenida 27 de febrero con John F. Kennedy, en el año 1994, refiriéndose a la traición de sus adversarios políticos al pueblo dominicano, también recuerdo algunas palabras de don Juan, no por que lo presencié, sino porque quedaron escritas en su libro ¨De México a Kampuchea¨ y para que estas palabras queden expuestas a la consideración y reflexión de todos los verdaderos peledeístas, me parece conveniente citarlas en este momento; cito: …Pues hacía muy poco tiempo que para suerte del país y de nosotros, y especialmente para suerte mía, habíamos dejado de pertenecer al PRD, en cuyas filas cada quien estaba pensando en el puestazo que iba a coger después del 16 de agosto… lo que he querido decir con estas palabras es que de todos los antiguos perredeístas que nos pasamos al PLD ninguno tuvo mas suerte que yo, porque ningún dominicano siente mas desprecio que yo por los oportunistas, por los charlatanes que viven engañando a este pueblo… la verdad es que se han metido a la política para que el pueblo les sirva a ellos… y yo me sentía muy mal, me sentía asqueado… Cierro la cita.

¿Habrá pensado el profesor Juan Bosch en algún momento, que su PLD llegaría a lo que ha llegado ahora? Ojalá que los hombres y mujeres con principios y valores que aún quedan en el partido morado, no se dejen doblar el pulso por los charlatanes y oportunistas.

Hasta el próximo comentario.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails