Choques internos y externos son determinantes en la evolución de la pobreza en RD

Imagen e información tomadas de la pag. de la Secretaría de Estado de Economía, Planificación y Desarrollo
Viernes 11 de Diciembre de 2009

SANTO DOMINGO.- Los choques económicos tanto internos como externos han sido los factores determinantes de la evolución de la pobreza monetaria en República Dominicana en la actual década, de acuerdo con un estudio que analiza las condiciones en que se expandió la pobreza entre 2002-2004 y las dificultades para retornar a los niveles de antes de la crisis.

El estudio “Evolución y determinantes de la pobreza monetaria en la República Dominicana, 2000-2009”, fue preparado por el doctor Antonio Morillo Pérez, analista principal de pobreza de la Unidad Asesora de Análisis Económico y Social (UAAES) de la Secretaría de Estado de Economía, Planificación y Desarrollo (SEEPyD).

Antes de abordar el análisis de las tendencias de la pobreza, en el estudio se explica que en el país existen series de datos divergentes sobre la magnitud de la pobreza, las cuales en forma individual son válidas para evaluar las tendencias de la pobreza, pero los niveles no son comparables entre una y otra serie.

En el estudio se indica que “la principal causa de las divergencias en las series de pobreza monetaria ha sido la utilización de diferentes líneas de pobreza monetaria en el cálculo de las estimaciones. Análisis más detallados que sustentan esta conclusión pueden encontrarse en Morillo (2009), disponible en www.economia.gov.do)”.

En el estudio se expresa que, entre abril del año 2000 y octubre de 2002, “los niveles de pobreza se mantienen relativamente bajos y estables, asociados con la estabilidad de la economía”.

No obstante, desde abril de 2003 hasta octubre de 2004, se registra “un aumento intenso de la incidencia de la pobreza, hasta alcanzar los más altos niveles de la década”, expresa el informe que atribuye ese deterioro “principalmente al aumento de la inflación” determinada por la crisis bancaria que estalló a mediados de 2003.

Refiere que a partir de abril de 2005 hasta abril de 2007 se registra un proceso de disminución de la pobreza como resultado del “crecimiento sostenido de la economía dominicana y el control de la inflación, reducción del desempleo y aumento de la cobertura de los programas sociales del Gobierno”.

En cambio, Morillo Pérez sostiene que desde abril de 2007 hasta abril de 2009 se observa un proceso de “desaceleración en la caída de la pobreza”, lo que a su juicio se explica por la disminución del ritmo de crecimiento de los ingresos reales de la población “por efecto de los choques externos vinculados con el aumento de los precios del petróleo en el mercado internacional y posteriormente con el impacto de la crisis financiera global”.

Advierte que los incrementos de la pobreza registrados en República Dominicana durante el período 2003 a 2004 “no han sido recuperados hasta la fecha, lo cual, ante las amenazas externas, implica grandes desafíos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)” en el país.

Al analizar los cambios de la pobreza, mediante el uso secuencial de modelos de descomposición en componentes, sostiene que la pobreza aumentó 2.2 puntos de abril a octubre de 2008 debido fundamentalmente a la caída de los ingresos reales, ya que el “efecto crecimiento” fue 2.4 puntos y el “efecto distributivo”, con sentido contrario, ayudó a frenar los aumentos.

Expresa que “la disminución del ingreso real ocurrió por la fuerte inflación acumulada hasta octubre 2008, fecha en que se proyectaba una inflación anual de 12%. Los ingresos nominales aumentaron ligeramente en el período, principalmente por el aumento de los ingresos promedios”.

En cambio, Morillo Pérez afirma que la reducción de la pobreza de 3.9 puntos, observada de octubre de 2008 a abril de 2009, “se debió al aumento de los ingresos reales, motorizado en un 50% por el aumento de los ingresos nominales, fundamentalmente por el ingreso laboral promedio. El otro 50% del cambio se debió a la fuerte caída de la inflación registrada por el Banco Central de octubre 2008 a abril 2009, cuando, en forma poco común, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) disminuyó”.

“Estos resultados –sostiene Morillo Pérez- estarían indicando que la disminución de la pobreza observada de octubre de 2008 a abril de 2009 fue determinada tanto por el aumento de los ingresos laborales como por la fuerte reducción de los precios”.
Mediante el análisis de la descomposición de los ingresos, el experto concluye que el crecimiento nominal observado en el ingreso laboral per cápita en los períodos 2002-2004, 2004-2007 y 2007-2009 se debió fundamentalmente al aumento del ingreso promedio de los ocupados.

Afirma que a lo largo del período de análisis “las restantes variables del mercado laboral, como la tasa de ocupación, la tasa de participación económica y la tasa de participación demográfica, tuvieron efectos prácticamente nulos”.

Mapa de pobreza 2008

El estudio contiene varios mapas que explican la distribución espacial de la pobreza, en los que la provincia que tiene el más alto índice es Elías Piña, donde supera el 76% de la población, mientras que el más bajo está en el Distrito Nacional, donde llega a aproximadamente 17%.

Pedernales y Baoruco están por encima del 65%, en tanto que Santiago Rodríguez, Monte Plata, Dajabón y San Juan están sobre el 60%.

Las provincias Independencia y El Seibo tienen un índice de pobreza superior al 55%, Barahona, Azua y Monte Cristi están por encima del 50% y Salcedo, Duarte, Sánchez Ramírez y San Cristóbal superan el 45%.

Hato Mayor, San José de Ocoa, María Trinidad Sánchez, Peravia, Valverde, San Pedro de Macorís, Espaillat y La Vega, alcanzan el 40% de pobreza.
En La Romana y Monseñor Nouel la pobreza supera el 35%, en Samaná está sobre el 30%, en tanto que en Puerto Plata, Santiago, Santo Domingo y La Altagracia, se registra más del 25%.

Visto por regiones, el mapa de la pobreza registra que donde ésta es más intensa es en la región Del Valle (en el suroeste) con 57.2%, seguida por la región Enriquillo, con 56.7% y Noroeste, con el 49.5%. Estas regiones comprenden la totalidad del límite fronterizo con Haití y las rutas de aproximación.

En la región Valdesia la pobreza alcanza el 43.7%, seguida por el Nordeste con 36.6% y la Este con 35.9%. La Cibao Central tiene 34.8% de su población en la pobreza, la Norcentral 29.2 y finalmente la Distrito Nacional, que incluye el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, se sitúa en 20.7%.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails