Yo espero que no.


La respuesta que ha recibido el llamado del presidente Zelaya, llama a preocupación por una parte la presidenta Bachelet y el embajador de los E.U. en Guatemala sugieren que el proceso siga por el camino en que esta, y digo que esto me llama a preocupación porque me da la impresión de que en el caso particular de los del Norte, no existe ningún interés en que Zelaya regrese.
Y es que cuando las vías diplomáticas se agotan se hace necesario imponer lo que está bien y en este caso lo que está bien es que regrese Zelaya.
¿Vamos a acabar con la democracia?, ¿vamos apoyar esta acción nefasta? ¿Dejaremos que este gobierno se legitime?
Yo espero que no.

vea tambien:

Related Posts with Thumbnails